resfriados y la homeopatia

el resfriado común se conoce también como catarro. En homeopatía podemos tratar los síntomas del resfriado o bien, podemos prevenir la aparición del resfriado o disminuir los síntomas y la duración del catarro.

 

El resfriado es una enfermedad viral leve que afecta a las vías altas del sistema respiratorio. La enfermedad es contagiosa y los síntomas principales son estornudo, secreción nasal, dolor de cabeza, congestión nasal, flema en la garganta, sensación de malestar y cansancio. El resfriado dura entre 3 y 10 días.

 

Es importante distinguir entre resfriado y gripe. La gripe es una infección viral del tracto respiratorio pero más grave que el resfriado.

Los síntomas de la gripe se instalan repentinamente, mientras que en el resfriado hay una fase de incubación. Los síntomas de la gripe son fiebre en aumento, temblores y dolor muscular.

 

Tratamiento del resfriado con homeopatía

 

Tomar desde los primeros síntomas Oscillococcinum, una dosis tres veces al día durante dos días. Y lo completamos con oligoelemento de cobre en forma de ampolla (3 ampollas al día para los adultos) o en gránulos para los niños (5 gránulos 3 veces al día durante dos días).

 

Cuando el resfriado está instaurado

 

Allium cepa

 

El Allium cepa se prescribe cuando el paciente tiene una secreción nasal acuosa abundante, que cae gota a gota e irritativa, que escoria los orificios nasales y el labio superior. También se le asocia un lagrimeo no irritativo y picor en los ojos.

 

Hydrastis canadensis

 

El Hydrastis canadensis se usa si el paciente emite grandes tapones de moco amarillo, espeso, adherente y muy viscoso que solidifica en los orificios nasales y drenan al cavum. Hay una pequeña expectoración de color amarillo verdoso.

 

Kalium bichromicum

 

Las secreciones del medicamento Kalium bichromicum son amarillo-verdosa, filamentoso, viscoso, adherente y a veces, sanguinolentas. Hay costras dentro de la nariz. El paciente al sonarse, expulsa tapones de moco elásticos, duros y adherentes. Otro síntoma es, una tos violenta que empeora por la noche al desnudarse o entre las dos y las tres de la mañana.

 

 

Mercuris solubilis

 

Se prescribe Mercuris solubilis en rinitis y rinofaringitis agudas o de repetición. Las secreciones amarillas e irritantes excorian los orificios nasales. Hay dolor en las mucosas faríngeas y lengua mercurial. Se aprecia un aliento fétido y un lagrimeo ardiente.

 

Nux vomica

 

Nux vomica se usa cuando los síntomas aparecen después de un enfriamiento. La nariz está tapada durante la noche con estornudos al despertar y por el día hay rinitis con mucosidad transparente.

 

Sambucus nigra

 

Sambucus nigra se recomienda si la nariz está tapada y seca, obligando a respirar con la boca abierta. El lactante no puede mamar. En la laringe hay un enrojecimiento y moco pegajoso y espeso.

 

Consulte en cualquier caso a su médico, terapeuta, farmacéutico o profesional de la salud que le pueda aconsejar.

Homeopatía y embarazo

 

Las futuras mamás conocen los cuidados que deben tener durante esta etapa.
Su salud y la de su bebé está en juego, y son ambas su responsabilidad. Cuidar tu alimentación, el ejercicio y tu estado de ánimo es primordial.

¿Conoces los beneficios de la homeopatía? Este es un método eficaz para combatir a muchos malestares y sentirte mejor. Es de gran ayuda ya que es natural y evitarás tomar ciertas medicaciones.



1- Es de gran ventaja a la hora de tratar enfermedades
2- No produce efectos secundarios
3- No afecta la salud de tu bebé
4- Es un estímulo para ti y para tu hijo
5- Prepara el cuello del útero para el parto
6-  Alivia las contracciones
7- Evita la ansiedad
8- Mejora el parto
9-  Alivia el nerviosismo
10- ¡Mejora tu ánimo!

La mayoría de las mujeres que la probaron, la siguen recomendando.
La mayoría, la siguen usando…
¡La mayoría se sienten mejor!

Calambres y homeopatia

Cómo aliviar los calambres con la homeopatía

Los calambres son contracciones musculares repentinas y dolorosas que pueden ocurrir en diversas partes del cuerpo, pero especialmente a nivel de los músculos flexores. Varios tratamientos homeopáticos están disponibles para su tratamiento.

Los calambres son contracciones dolorosas e involuntarias de un músculo o de un grupo muscular. Pueden afectar a deportistas, ancianos y mujeres embarazadas durante el descanso, el sueño o tras contracción voluntaria de un músculo. Cuando son pasajeros o se alivian al extender el músculo afectado, se los llama “esenciales” y a menudo son benignos. Sin embargo, tampoco se los debe pasar por alto, porque a veces son causados por enfermedades tales como insuficiencia renal, miotonía atrófica, rabdomiolisis o esclerosis lateral amiotrófica, entre otras. En general, aparecen a raíz de las malas posturas, fatiga muscular, deshidratación, traumatismos o infecciones.

Síntomas

Los calambres consisten en contracciones musculares involuntarias acompañadas de dolor. Aunque son de corta duración, estos dolores pueden ser insoportables y aparecen generalmente a nivel de los músculos flexores de pies, brazos y piernas, pero también pueden producirse, con menor frecuencia, en la espalda y a nivel del cuello. Los calambres son contracciones dolorosas e involuntarias de un músculo o de un grupo muscular. Pueden afectar a deportistas, ancianos y mujeres embarazadas durante el descanso, el sueño o tras contracción voluntaria de un músculo. Cuando son pasajeros o se alivian al extender el músculo afectado, se los llama “esenciales” y a menudo son benignos. Sin embargo, tampoco se los debe pasar por alto, porque a veces son causados por enfermedades tales como insuficiencia renal, miotonía atrófica, rabdomiolisis o esclerosis lateral amiotrófica, entre otras. En general, aparecen a raíz de las malas posturas, fatiga muscular, deshidratación, traumatismos o infecciones.

Síntomas

Los calambres consisten en contracciones musculares involuntarias acompañadas de dolor. Aunque son de corta duración, estos dolores pueden ser insoportables y aparecen generalmente a nivel de los músculos flexores de pies, brazos y piernas, pero también pueden producirse, con menor frecuencia, en la espalda y a nivel del cuello.

Remedios homeopáticos para aliviar los calambres

Para superar las calambres recurrentes, diversos medicamentos homeopáticos son utilizados en el tratamiento de fondo, como Cuprum metallicum 15 CH asociado a Magnesia phosphorica 7 CH. La posología recomendada es de dos veces al día, mañana y tarde, a razón de 5 gránulos por cada remedio. Cuprum metallicum 9 CH se preconiza para las personas que sufren de calambres nocturnos regulares. La dosis es de 5 gránulos al acostarse durante un mes, pero en caso necesario se podrá renovar el tratamiento. Por último, para quienes sufran de calambres musculares se recomienda tomar 5 gránulos de Cuprum metallicum 5 CH cada 10 minutos durante la primera hora y luego 5 gránulos tres veces al día. Un masaje de la zona dolorida con aceite de árnica acelera la curación.

Algunos remedios se preconizan de acuerdo al perfil del paciente. Así, para las personas de edad, es preferible adoptar Nux vomica 5 CH en alternancia con Plumbum 5 CH y Causticum 5 CH. Sarcolacticum acidum 5 CH conviene sobre todo a los deportistas. La dosis es de 5 gránulos tres veces al día después de un día activo. Por último, 5 gránulos de Magnesia phosphorica 15 CH se aconseja a los espásticos en momentos de crisis.

Cuándo consultar a un médico

Los calambres demasiado dolorosos, persistentes o regulares requieren una consulta médica, al igual que si los tratamientos aplicados no alivian los síntomas o no aportan ninguna mejora. Si los calambres aparecen a nivel del cuello o la espalda y se acompañan de una sensación de entumecimiento o de una debilidad, es igualmente aconsejable ver a un médico, que puede prescribir el tratamiento adecuado.

Tratamientos y patologías asociados a los calambres

Tratamientos asociados‎

  • Cuprum Metallicum
  • Magnesia Phosphorica
  • Sarcolacticum Acidum
  • Zincum Sarcolactricum

Importante La homeopatía es hoy una alternativa eficaz para calmar los diferentes dolores, incluidos los relativos a los calambres.

Básico de Homeopatía

La alopatía es la practicada por la mayoría de los profesionales médicos, y es la que se enseña oficialmente en las universidades. Su finalidad es combatir los síntomas de la enfermedad, por medios contrarios a los mismos; su principio es “contraria contrariis curantur”: “el contrario se cura por el contrario”.

La homeopatía es un sistema terapéutico ideado por el médico alemán Hahnemann (1755-1843), y consiste en tratar las enfermedades con dosis infinitesimales de drogas que, en un sujeto sano y en dosis mayores, producirían los mismos síntomas de la enfermedad tratada. Su principio es “similis similibus curantur”, es decir, “lo semejante se cura por lo semejante”.

Por su parte, la medicina natural o naturista, de la que ya se ocupó Hipócrates (SV aC), y que se ha ido desarrollando a partir del siglo XIX, presenta como fundamentos:

a) El hombre es parte de la naturaleza y encuentra la salud en el cumplimiento de las leyes naturales, a saber: respirar aire puro, ingerir alimentos naturales, vivir en contacto con el sol, el aire, el agua tener pensamientos alegres, armónicos y constructivos y, sobre todo, cumplir con el precepto de Jesús de amarnos los unos a los otros como él nos ha amado.

b) La enfermedad es un esfuerzo de la naturaleza para que la persona recobre la salud perdida, y un serio llamado de atención para que abandone su modo antinatural de vida: alcohol, tabaco, vida sedentaria, falta de contacto con el sol, el aire puro, el agua, la tierra; espíritu perturbado, pensamientos malsanos.

c) Es posible alcanzar la curación gracias a la fuerza curativa natural (“vis medicatrix naturae”), que cada organismo posee y obra en su interior. A esta fuerza curativa, también llamada “médico interno”, se la debe ayudar mediante la correcta aplicación de medios naturales, a saber, el agua, el sol, el aire, la arcilla, el movimiento, la alimentación natural, plantas medicinales y apoyo psicológico-espiritual

Dr. Francisco Lázzaro. Médico. Mat. 1760